Parkinson

CASO CLINICO



Es un trastorno del sistema nervioso central caracterizado por la degeneración de un tipo de células que se encuentran en una región del cerebro denominada “ganglios basales”, y especialmente en una parte del tronco del encéfalo llamada sustancia negra.
 
Estas células fabrican una sustancia denominada dopamina, responsable de transmitir la información necesaria para el correcto control de los movimientos.
 
Cuando hay una marcada reducción del nivel de dopamina, las estructuras que reciben esta sustancia (receptores dopaminérgicos) localizadas en una región del cerebro denominada “cuerpo estriado”, no son estimuladas de manera conveniente y esto se traduce, entre otros síntomas, en:
 
  • Temblor
  • Rigidez 
  • Lentitud de movimiento 
  • Inestabilidad postural
     
Actualmente,  se describen además daños en diversas estructuras del sistema nervioso, varios neurotransmisores implicados y una sintomatología diversa por afectación de distintos sistemas, además de los problemas motores.

Estos sistemas son:
 
  • El sistema nerviosos autónomo (cambios en la sudoración, hipotensión ortostática, alteraciones gastrointestinales y genitourinarias…),
  • El sistema límbico 
  • El somatosensitivo. 
  • También alteraciones en la conducta de la persona afectada y en el estado de ánimo.
 
El párkinson es una enfermedad crónica y afecta de diferente manera a las personas que la padecen. 
 
La evolución puede ser muy lenta en algunos pacientes y en otros puede evolucionar más rápidamente. 
 
El tratamiento de rehabilitación ayudará a mantener la movilidad lo mejor posible, evitando dolor por malas posturas y frenando en la medida de lo posible la evolución de la enfermedad
 
 

Contacta con nosotros